Visita al taller de tintes naturales de la Cátedra Unesco de la UPV


El pasado día 23 estuvimos en una jornada impartida en la Universidad Politécnica de Valencia, concretamente en la Cátedra Unesco. Allí se llevó a cabo un taller de tintes naturales a cargo de Victoria Vivancos Ramón, profesora catedrática que lleva ejerciendo más de 25 años la docencia dentro del departamento de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

 

Victoria Vivancos es la directora de la Cátedra Unesco y ha publicado numerosos libros de temática artística. Una de sus obras cumbre es ‘La Conservación y restauración de pintura de caballete: Pintura sobre tabla’, manual de referencia tanto a nivel nacional como internacional. También cabe destacar que fue asesora del Consejo Valenciano de Cultura sobre la situación y evolución de las mujeres artistas en la Comunidad Valenciana durante 2017 y perteneció al Consejo Rector del Instituto Valenciano de Arte Moderno desde 2015 hasta 2018. 

Al acto asistieron, además de Dyo Ministyling, Banco Colabora, Moda + Sostenible Valencia, Trashy Queen Shop, Voramar Fan Plastic y Tehuana Design. Queremos agradecer a Las Naves, Centro de Innovación del Ayuntamiento de Valencia, por hacernos partícipes y contar con nosotros. 

¿Qué son los tintes naturales? 

La dinámica del taller fue muy ágil y práctica, muy amena en todo momento porque vimos cómo se trabaja desde la base para la creación de nuevos productos a través de tintes naturales. 

Los tintes naturales se obtienen mediante frutas, verduras o minerales. Una de las principales conclusiones que extraemos de la actividad es que no debemos desaprovechar ningún resto de estos materiales, con cualquiera de ellos podemos hacer tintes. 

Algunos de los productos con los que trabajan en la Cátedra Unesco son la rubia, el níspero, el palo de campeche, la genista, el achiote, el aguacate y la buganvilla. Esta recolección de materiales permite producir tintes de tonalidades diversas con los que inyectar un valor añadido al diseño final. 

Un aspecto fundamental a la hora de trabajar con tintes naturales es la elección del mordiente, que es la sustancia que permite que la tinta se adhiera a la prenda. Los mordientes más utilizados son, generalmente, la sal, el vinagre y el alumbre potásico. También se trabaja con el tanino y el hierro, aunque estos metales poseen un mayor riesgo medioambiental.

Por tanto, los tintes naturales son aquellos que proceden de la naturaleza con los cuales no dañamos el medio ambiente y ayudamos a la protección del planeta. De hecho, la misma Victoria nos confirmó que desde la Cátedra Unesco trabajan de cara a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible presentes en la Agenda 2030, que fue fijada por la ONU en 2015.

Así que esta metodología de trabajo se puede considerar socialmente responsable, es decir, es una acción dentro del programa de responsabilidad social corporativa de la UPV.  

¿Cómo es el proceso de tinte?

En el taller tuvimos el placer de presenciar el proceso de tinte y hubo turno de exposición y preguntas por parte de los asistentes. Agradecemos a Victoria su amabilidad y proximidad porque nos explicó paso a paso todo los puntos a tener en cuenta y nos despejó muchas de las dudas que teníamos. 

El primer paso es amordertar el producto con uno de los mordientes que hemos citado anteriormente. Una vez hecho, comprobamos que se ha realizado de forma correcta, y hervimos agua con una olla. Pero ojo, no debe ponerse la temperatura muy elevada porque las fibras podrían romperse. Cuando se llegue al proceso de ebullición es recomendable bajar la intensidad sensiblemente.

Posteriormente lo removeremos con una cuchara de madera, a poder ser, así se va enfriando la tela para poder escurrirla, volver a mojarla y seguir con el proceso. 

Para terminar se pondrá la prenda en otro tazón con el material y el tinte que hayamos escogido. Deberemos ponerlo a hervir nuevamente, disminuir la temperatura de cocción y dejarlo, aproximadamente, una hora. Después solo habrá que secar la prenda y darle forma. 

Dinámica del taller

Fue una bonita experiencia para Dyo Ministyling porque pudimos aprender varias técnicas que, a medio-largo plazo, podemos aplicar en nuestra metodología de trabajo. 

Estamos abiertos a aprender, a formarnos y a adquirir nuevos conocimientos con los que hacer crecer nuestro negocio.

Esta jornada también sirvió para conocer a empresas del sector y aprender unos de otros. 

La dinámica del taller fue un acierto total, ya que al ser una sesión práctica pudimos observar cómo es el trabajo que realiza la Cátedra Unesco en su día a día. Al no existir una gran cantidad de teoría, la sesión no se hizo pesada y obtuvimos recomendaciones con las que poder añadir valor a nuestro trabajo.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados